Insomnio del bueno

A todos nos llega ese momento en el que todo acaba y te preparas para volver a empezar. Al fin y al cabo los días y las noches son algo cíclico. Sí amigos, por mucho que nos resistamos algunos de nosotros, hay que dormir.

Pero hace tiempo que ni el cansancio me cierra los ojos. Hace tiempo que no llego a la cama vacío de pensamientos. La emoción que llevo dentro, no me deja dormir.

Mi cuerpo da vueltas en la cama mientras las ideas dan vueltas en mi mente. Me quejo del calor, pero no es comparable al fuego que carbura en mi cerebro. Lo intento y no puedo, hasta que llega el momento.

Entonces me doy cuenta, suspiro un nuevo intento, doy gracias a Dios por todo lo que tengo y no puedo parar de sonreír.

 

A veces, eso basta y otras corro a buscar mi ordenador. A veces, cualquier cosa basta, pero otras es mejor dedicarle un poco más de tiempo, hasta llegar a escribir de nuevo sobre todo lo que siento, por qué no. Por si algún día lo olvido, pueda volver a leerlo y volver a la cama sonriendo, sin dejar que la llama se apague, ni se acabe nunca esta emoción.

 David Dallas – Runnin’

 

Una vida apasionante

La cabeza llena. Las manos ocupadas. El corazón constante, rápido pero lento, en un estado de relajación fácilmente alterable. La mente en blanco, llena de colores, sobre los hombros y en otra parte, impaciente, paciente, incesante. Los ojos rojos, brillantes. Los dientes afilados, dentro, fuera, como siempre, como ahora y como antes. 

Autodeterminación, convencimiento, aguante. Comenzar una vida, como siempre, apasionante.

Second – A las 10

Cortos de miras

A veces, sobretodo cuando estamos cansados del momento y el lugar que nos toca vivir, pensamos que para provocar el cambio tenemos que ampliar nuestros horizontes. Pero, solemos errar en el punto de mira, creemos que ampliar significa mirar más lejos. Creemos que mirar mas lejos, significa poner entre el punto “A”, en el que nos encontramos, y el punto “B”, el que anhelamos, distancia. Solo que, a veces, la distancia no se traza con kilómetros. Solo que, a veces, nos cuesta entender que un mundo completamente diferente pueda estar más cerca de nosotros, de lo que nosotros mismos nos encontramos en ese momento. Porque, cuanto más lejos buscamos “B”, más nos adentramos en “A”. Porque, cuanto más lejos miras, más te cuesta ver lo que tienes cerca. Y porque cuesta darse cuenta, te gusta aun más cuando por fin lo ves. 

The Naked and Famous – Young Blood

Allá voy

Qué bueno es cuando encuentras gente con tus mismas inquietudes, diferentes actitudes, mismas ganas, aun más ganas. Qué bueno cuando ves la luz al final del túnel, cuando salirse del camino es la mejor opción. Cuando, por fin, encuentras un camino mejor. Que te gusta más, que te da más, que simplemente no te quita lo que te has ganado y te vas a ganar.

Que bueno, que nuevo, que sorpresa y sin remedio. Allá voy.

Sidonie – Sierra y Canadá (Historia de amor asincrónico)